Alertan por fraudes con créditos ‘rápidos’

Es más, las entidades financieras no suelen preguntar cual es el destino del dinero prestado. Una vez enviada la solicitud online, la institución financiera te dará una respuesta al instante. En esta respuesta te dirán si el préstamo es viable y lo que tienes que hacer para verificar los datos que has introducido en el formulario de solicitud online. Esta verificación es necesaria, ya que es la manera que vas a poder demostrar que los datos son verdaderos y tuyos. Una vez realizado este paso, se debe entregar a la entidad la copia del contrato firmada y, a todos los efectos, el préstamo está concedido.

Los préstamos rápidos o créditos rápidos son un tipo de préstamos personales que se caracterizan porque se tramitan muy rápidamente y sin apenas documentación ni papeleo. Cada entidad revisa por métodos automáticos el riesgo de cada solicitante (por ejemplo si figura en listas de impagados tipo Asnef, Cirbe, Rai, Equifax, Experian, Badexcug, etc.) y aprueba o deniega el préstamo rápido en cuestión de minutos. Tus datos personales son necesarios para que el prestamista pueda autorizarte el préstamo rápido. Tu cuenta bancaria es necesaria ya que es la forma en que te ingresan el dinero la mayoría de los prestamistas cuando te autorizan el crédito online.

En ocasiones, la empresa descontará directamente el importe de la tarjeta, un pago automático autorizado. De ser así, vendrá especificado en las condiciones del préstamo rápido. Los intereses que deberás pagar vendrán indicados claramente al inicio de la página web y al firmar el contrato; éstos dependerán del importe solicitado y del plazo de devolución.

¿Quieres un plazo mayor a un mes para devolver tu crédito rápido? Tenemos buenas noticias, ya que en Creditomovil el plazo de devolución es de 45 días, lo que te permitirá disponer de algo más de tiempo para devolver tu dinero más cómodamente.

Por último, a través de tarjetas de crédito podrás conseguir préstamos rápidos. Permiten, además de poder realizar compras y financiarlas, realizar un traspaso de su crédito a la cuenta bancaria asociada, por lo que dispondrás de un crédito rápido al instante para lo que quieras y sin necesidad de realizar más solicitudes. Es decir, que a diferencia de las solicitudes de préstamos habituales en entidades bancarias, no es imprescindible aportar documentación como una nómina o un aval. Es una característica importante puesto que agilizará todo el proceso para ganar velocidad y que el dinero legué cuanto antes para poder solucionar el apuro económico que ha motivado la situación.

Por ejemplo, imagina que necesitas urgentemente un monto de 600€ porque se te ha dañado el aire acondicionado del coche y quieres repararlo cuanto antes para no derretirte durante el verano. Ágilmente y sin perder ni un segundo te diriges a Moneezy para solicitar un crédito rápido que te permita tener esa cantidad sin papeleos, avales o tediosos requisitos. Luego, al ver la factura con el monto de la reparación, resulta que fueron 350€ ¡un poco más de la mitad de lo que tenías previsto! Entonces, sin utilizar dinero de tus ahorros procedes a cubrir ese gasto con tu crédito rápido. Al final, según la fecha acordada con la entidad, tendrás que pagar solo el monto que hayas utilizado (los 350€) y al siguiente mes, puede que la cantidad esté nuevamente disponible para que la utilices cuando desees.

Este tipo de financiación es la más solicitada por su urgencia a la hora de suministrar fondos a quien lo solicita. No sólo eso, sino que se caracterizan por su flexibilidad en gestionar las solicitudes. Los más interesados en obtener un préstamo online creditos rapidos sin nomina y sin aval ingresos suelen ser quienes están desempleados o con bajos ingresos, son autónomos o trabajadores temporales, que forman un porcentaje muy alto de la población del país. La cantidad a solicitar por lo general ronda los 300 Euros, aunque hay compañías que te ofrecen hasta 800 ó 1000 euros a devolver sin intereses.

El día a día lleva a que en dadas ocasiones no podamos hacerle frente a una reparación en el hogar o en nuestro medio de transporte, el coche. Los créditos rápidos y fáciles te representan una solución, ya que es una forma de que no te rechacen tu solicitud crediticia, argumentando que tus ingresos son insuficientes o que por estar en paro no tienes manera de aprobación. La primera cualidad a destacar de los préstamos rápidos a través de Internet es que no requieren de excesiva burocracia. Es decir, para acceder a ellos, solo será necesario ser mayor de edad y aportar el DNI, siempre y cuando se encuentre en vigor.

Cómo su nombre indica, son mini préstamos que se otorgan en un breve periodo de tiempo. Desde que se rellena la solicitud hasta que se recibe el dinero pueden pasar un máximo de 24 horas y 48 horas en algunos casos. Por norma general, el dinero llega rápidamente a tu banco, 15 minutos, siempre que sea la misma entidad bancaria con la que trabaje la compañía de minicréditos rápidos que hayas elegido. Como ves, los créditos rápidos son la solución ante problemillas económicos puntuales. Son una forma rápida de conseguir dinero sin necesidad de tener que pedir dinero prestado a amigos o familiares.